viernes, 16 de marzo de 2018

Libro vs. Película: La historia interminable.

Buenas noches a todos, en esta entrada vuelvo a tratar un tema polémico y no exento de debate: un libro contra película. ¿Cuál acabará teniendo mejor puntuación?

La Historia Interminable.




Escrita por Michael Ende y publicada en alemán en 1979, llegó a ser todo un éxito desde el principio. Se tradujo a más de 36 idiomas, y aunque siempre se consideró como una obra de género juvenil, su autor la defendía como una novela que expresaba una crítica, el deseo de encontrar la realidad que nos rodea mediante nuestra imaginación, nuestro interior.

Michael Ende, escritor alemán, no solo tuvo éxito con esta novela, sino también con otras obras conocidas como “Momo“, “Jim Botón” y “Lucas el Maquinista“, todas de novela fantástica. En definitiva, fue uno de los autores más populares y conocidos durante el siglo XX.

En cuanto a su obra, La Historia Interminable, tiene dos partes diferenciadas: La primera transcurre entre el mundo real y el mundo fantástico que relata el libro con el mismo nombre. En Fantasía, el nombre de ese mundo fantástico, la Emperatriz Infantil se está muriendo por una enfermedad extraña, y pide a Atreyu, un joven guerrero, que inicie una búsqueda para encontrar una cura. El otro protagonista es un niño del mundo real llamado Bastián, un chico solitario que encuentra el libro y empieza a leerlo, volviéndose la historia cada vez más real.

La segunda parte, para no soltar demasiados spoilers, trata de las aventuras de Bastián en ese mundo de Fantasía, con Atreyu y demás personajes.

El libro es una historia muy completa, que me encantó leer cuando tuve un ejemplar en mis manos, y sinceramente creo que es un clásico que debería leerse al menos una vez, como El Principito. Sin embargo, reconozco que Fantasía acabó asustándome un poco en la segunda parte de la historia, por cómo Bastián prácticamente tiene que sobrevivir en ese mundo que no es tan inofensivo como parece.


En cuanto a la película, hay que tener en cuenta que no representa al libro en su totalidad, sino solo la primera parte de la historia. Es decir, la historia que transcurre entre el mundo real, con Bastián, y el mundo ficticio, con la búsqueda de una cura por parte de Atreyu. Está muy bien montada, con elementos fantásticos que aún siguen fascinándome a pesar de los años, aunque hay algunas diferencias, por supuesto.

Una de las más llamativas, es que Atreyu en realidad pertenecía a una raza de humanoides con la piel verde, para camuflarse entre la hierba alta y cazar, mientras que en la película se ve que es un chico normal y corriente, sin la piel verde.

En resumen…

Tanto la película como el libro han sido de mi agrado, pero el libro es mucho más completo y rico en historia que la película. Y aunque hicieron una segunda parte, ésta fue por otros derroteros, y no tenía nada que ver con la que debería haber sido la segunda parte adaptada de la novela al cine.

Y, por supuesto, la canción principal “Never Ending Story“, de Limahl (1984), siempre estará en la mente de todos y lista para que la tarareemos aunque llevemos años sin oírla.

¡Veredicto!


Película = 7/10


Libro = 9/10 


Como ya sabéis, esta es solo una opinión más. ¡Comentad si queréis qué os pareció o cuál de las dos versiones os gustó más!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cazadores de Sombras: Ciudad de las Almas Perdidas, de Cassandra Clare

¿Estáis preparados para la tormenta que se avecina?... ¡Hola, hola! Siento que este libro ha sido como la calma antes de la tormenta... ...