viernes, 16 de marzo de 2018

Libro vs. Película: Corazón de Tinta

Muy buenas de nuevo. Esta es una nueva entrada en relación al tema debate de libros contra películas. En esta entrada quisiera hablar sobre:

Corazón de Tinta




Lo primero de todo: la novela. La palabra escrita tiene en su mundo la maravillosa obra de fantasía dirigida a un público infantil y juvenil llamada Corazón de Tinta, narrada por una escritora alemana llamada Cornelia Funke.

Corazón de Tinta es la primera entrega de una saga llamada Mundo de Tinta, compuesta por tres libros: Corazón de Tinta, Sangre de Tinta y Muerte de Tinta. En este mundo se encuentran las fuerzas del bien y las fuerzas del mal, combatiendo entre dos mundos: el mundo real, y un mundo fantástico. Los protagonistas son: Mo (de Mortimer) y su hija Meggie, quienes han estado viajando por el mundo de una librería a otra durante muchos años. El motivo lo desconoce la joven, pero Mortimer está decidido a encontrar cierto libro llamado “Corazón de tinta”, y así rescatar a su mujer. Esto es así porque Mortimer tiene un poder sobrenatural que le permite sacar del relato cualquier cosa (o persona) con solo leer en voz alta. Pero todo lo que entre en un mundo, debe entrar en el otro, y así su mujer entró en ese mundo de fantasía a la par que salían otros personajes al mundo real.

Una historia llena de aventuras, acción y con un toque parecido a La Historia Interminable.


Lo que más me gusta de un libro son los detalles. Los detalles me enamoran. Y por eso este libro, o más concretamente, esta saga, me enamoró. Y es que cada inicio de capítulo lo encabeza una frase o un fragmento de un cuento clásico. El argumento es muy completo, los personajes son entrañables y crea una atmósfera de nostalgia al aparecer personajes como El Cascanueces, o Totó, el perro de Dorothy.

Y ahora, la película.


Película del 2008 dirigida por Iain Softley en cuya producción estuvo también la autora, Cornelia Funke. Por supuesto, está basada en la novela, pero tiene sus diferencias con respecto a esta. El argumento es mucho más simple, y tiene un final más cerrado que el de la novela. En general, es una película que se deja ver y aunque los personajes no tienen tanto desarrollo como en el libro, es bastante entretenida y no se hace demasiado pesada. Al contrario, su sencillez resulta conmovedora y también recrea ese amor por los libros.

En resumen…

Aunque ambas son versiones interesantes, el libro es mucho más completo en detalles y en historia, además que es una trilogía y por lo tanto, la historia tiene un hilo mucho más largo y elaborado. La película es sencilla, pero bonita y se puede notar ese amor por los libros desde su protagonista femenina, Meggie.

¡Veredicto!


Película = 6/10


Libro = 8.5/10 

Como siempre digo, esto es una opinión más. ¡Podéis dejar vuestro comentario sobre qué os ha parecido cada versión y cuál os gusta más!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cazadores de Sombras: Ciudad de las Almas Perdidas, de Cassandra Clare

¿Estáis preparados para la tormenta que se avecina?... ¡Hola, hola! Siento que este libro ha sido como la calma antes de la tormenta... ...